Últimas tendencias en el mundo de los ordenadores

Algunas tendencias tecnológicas se desvanecen y mueren silenciosamente, mientras que otras son tan significativas que transforman nuestro mundo y cómo vivimos en él. Aquí están las cuatro principales megatendencias tecnológicas que creo que definirán el 2018 y más allá.

La creciente dataficación de nuestras vidas

Desde charlar con amigos en una aplicación de mensajería o comprar un café, hasta entrar y salir con una tarjeta Oyster o escuchar música en streaming, hoy en día casi todo lo que hacemos deja un rastro de migas de pan de datos. Y esta creciente dataficación de nuestro mundo ha llevado a una explosión de datos sin precedentes.

Apenas en el minuto promedio, Facebook recibe 900.000 inicios de sesión, se publican más de 450.000 Tweets, y se envían 156 millones de correos electrónicos y 15 millones de mensajes de texto.

Los dispositivos cotidianos se están volviendo más “inteligentes”

La IO -que engloba productos inteligentes conectados, como los teléfonos inteligentes y los relojes inteligentes- es un factor que contribuye en gran medida a este aumento exponencial de los datos. Esto se debe a que todos estos dispositivos inteligentes están constantemente recopilando datos, conectándose a otros dispositivos y compartiendo esos datos, todo ello sin intervención humana (su Fitbit sincronizando datos con su teléfono, por ejemplo).

Prácticamente cualquier cosa puede hacerse inteligente hoy en día. Nuestros coches están cada vez más conectados; para 2020, un cuarto de mil millones de coches estarán conectados a Internet. Para nuestros hogares, hay productos inteligentes obvios como televisores, y menos obvios, como colchonetas de yoga que rastrean a su perro hacia abajo. Y, por supuesto, muchos de nosotros tenemos asistentes personales con capacidad de voz como Alexa – otro ejemplo de un dispositivo de IO.

El crecimiento exponencial de la potencia de computación

Nada de este increíble crecimiento de los datos, ni de los miles de millones de dispositivos de IO disponibles, sería posible sin los enormes saltos de potencia informática que hemos realizado. Entre 1975 y 2015, la potencia de computación se duplicó a una tasa de cada dos años, antes de disminuir a la tasa actual de aproximadamente cada dos años y medio.

Pero estamos llegando a los límites de lo que la potencia de computación tradicional puede manejar. Afortunadamente, en el horizonte, tenemos la computación cuántica. Los líderes tecnológicos están en una carrera por lanzar el primer ordenador cuántico comercialmente viable, capaz de resolver problemas que los ordenadores actuales no pueden resolver. Capaz, incluso, de resolver problemas que aún no podemos imaginar.

El increíble auge de la inteligencia artificial (IA)

Los ordenadores pueden ahora aprender de forma muy parecida a como aprendemos los humanos, y este salto en las capacidades de IA ha sido posible gracias a los aumentos masivos de datos y potencia de cálculo. Es la increíble explosión de datos lo que ha permitido que la IA avance tan rápidamente en los últimos dos años; cuantos más datos tenga un sistema de IA, más rápido podrá aprender y más preciso será.

Este gran paso adelante en la IA significa que los ordenadores pueden realizar cada vez más tareas humanas. De hecho, es la IA la que permite a los ordenadores ver (por ejemplo, el software de reconocimiento facial), leer (por ejemplo, analizar mensajes de medios sociales), escuchar (por ejemplo, Alexa está lista para responder a cada una de tus órdenes), hablar (por ejemplo, Alexa es capaz de responderte) y medir nuestras emociones (por ejemplo, la informática afectiva).

Leave a Comment

Required fields are marked *.