La industria del sexo en Yucatán y Mérida

Se sabe que cada cosa tiene su hora, su momento, y su lugar, y cuando hablamos de sexo más se intensifica esta afirmación. Puesto que el sexo abarca más allá de un acto biológico, ha pasado a ser una gran industria que genera mucho dinero, desde el cine hasta la literatura, muchas personas se han aprovechado del poder que ejerce lo “erótico” sobre las masas para subsistir, llegando incluso a hacer fortunas.

Todas estas prácticas han llegado a ser ilegales en varios países, pero la otra cara de la moneda es que hay regiones en el mundo donde no existen reglas o controles sobre el uso del sexo como medio económico, o si existen dejan mucho terreno libre al libertinaje, como es el caso de encontrar escort en merida, Ciudad capital de Yucatán, México.

Mérida como Zona Roja

En la ciudad de Mérida, específicamente en el centro, es común encontrar a la vuelta de la esquina sex shops, hoteles de paso, venta de material pornográfico e incluso de pedofilia, sorprendentemente se consiguen también en el centro histórico de la ciudad. Debido a que las leyes de la región no cubren completamente este aspecto, es normal que aparezcan hoteles o sex shops nuevos, en calles principales y a la vista de todos los transeúntes. Incluso cerca de escuelas se pueden conseguir este tipo de material a través de vendedores ambulantes, pudiendo ser comprado por menores de edad.

También es notable el índice de prostitución siendo habitual encontrar en esquinas cercanas a hoteles o cantinas o en las puertas de los mismos a mujeres jóvenes que trabajan como servidoras sexuales en estos sitios.

Tratando de ser discretos

Los sitios como bares o cantinas en el centro de Mérida han pasado de tener un ambiente familiar o de reunión a ser conocidos como sitios nocturnos, donde se busca ser discretos en el negocio del sexo, disfrazando a las sexo servidoras como camareras o bailarinas que acceden al servicio de los visitantes. Otro dato curioso es que, aunque no se encuentran sitios de masaje, se hacen publicidad a través de folletos o revistas, indicando números que no son locales sino de móviles. En esta publicidad no se encuentra la descripción del servicio, e indica que siempre envían su personal solo a hoteles y a domicilio.

Las autoridades alarmadas por el auge de la industria del sexo en la ciudad indican que esto afecta la imagen de la ciudad y más en lo zona del centro histórico, y como no cuentan con el apoyo necesario para tomar cartas en el asunto, proponen crear una zona de tolerancia para que el mercado del sexo en la ciudad, para situar todo lo relacionado con la industria sexual en un lugar restringido. A fin de cuentas es un mal necesario para la sociedad desde tiempos inmemoriales, llamado como “el trabajo más antiguo”.

Leave a Comment

Required fields are marked *.